Bebidas con propiedades medicinales

bodegon-pan-y-vino-duotonoSeguramente nunca nos hemos parado a pensar que bebidas tan corrientes como el té o el vino, o condimentos como el curry pueden ser muy beneficiosos para nuestra salud. Una serie de experimentos realizados en laboratorios de Estados Unidos y Portugal han demostrado las propiedades medicinales de estos tres productos y han puesto de manifiesto que sus componentes pueden ser sinónimo de buena salud para muchas personas.

Actualmente hemos oído como ya es común que los cardiólogos receten a sus pacientes que beban al menos un vaso de vino diario (tinto, si es posible), ya que ayuda a frenar las amenazas sobre el sistema cardiovascular. Ahora además, investigadores de la Universidad de Oporto, en Portugal, han determinado que el vino y también la cerveza, debido a sus componentes polifenólicos, son instrumentos efectivos en la lucha contra el cáncer de mama. Estos estudios, por otra parte, advierten del consumo moderado de estas sustancias alcohólicas.

Estas investigaciones se centran pues en la posibilidad de incluir los componentes polifenólicos en algunas bebidas como medio de prevenir el cáncer.

Otro de estos estudios reveló que en el té negro y en el té verde hay otro tipo de polifenoles que frenan el crecimiento de las células del cáncer de próstata.

Así, los investigadores pudieron comprobar que en una persona que había bebido té verde o negro durante cinco días seguidos, las células redujeron notablemente su crecimiento cuando fueron puestas en un ambiente de suero.

Los científicos indicaron que aparentemente, los ingredientes del té concentraron su efecto sobre las poliamidas, sustancias producidas por enzimas y vinculadas con los cánceres malignos. Según estos científicos la proliferación de células cancerígenas en la próstata se redujo de manera considerable en hombres que habían consumido té negro o verde.

Y tal como con los componentes polifenólicos del vino y la cerveza, la idea es agregar los del té a suplementos dietéticos para luchar contra el cáncer.

A las importantes cualidades medicinales del vino y el té hay que añadir también las del curry, un popular condimento que es una combinación de especias y que, según un estudio, ayuda a prevenir el mal de Alzheimer.

La investigación con este condimento ha puesto de manifiesto que la cúrcuma, el ingrediente que le da al curry el típico color amarillo, es el encargado directo en la lucha contra el Alzheimer.

Según los científicos, la cúrcuma activa las propiedades de una enzima clave que protege al cerebro de las condiciones de oxidación típicas de la edad avanzada. La enzima es identificada por los científicos como la hemeoxigenasa-1 (HO-1) la cual sería un mecanismo fundamental de defensa para las neuronas expuestas a factores oxidantes.

Estos resultados pueden ser un importante primer paso para determinar si el curry puede ser un agente preventivo o de reducción de los efectos de enfermedades neurodegenerativas e incurables, entre ellas el mal de Alzheimer, pero para ello deben continuar las investigaciones.