El pan, un único producto de diversidad ilimitada ¿Existe o existió un pan de Segovia?

Pedro Díaz

Pedro Díaz

El pan es sencillo, único, pero siempre es distinto. Cada factor de su elaboración le da una singularidad especial empezando por el panadero, siguiendo por la harina, la mezcla, el tiempo,…. así ha sido a lo largo de la historia y así es cada vez más debido al mundo de la comunicación inmediata, sin fronteras, en que nos encontramos; las culturas se mezclan y nos llegan otras formas de hacer pan, las acogemos, las adaptamos, las mezclamos y las enriquecemos.

Ahora que se acerca el 30ª Aniversario de la Asociación nos hemos preguntado si alguna vez ha existido un Pan Segoviano, de Segovia y Provincia, hecho de una forma especial o con una forma especial, que tuviera ese nombre o fuera así conocido, o con otro nombre, pero que únicamente se elaborara en esta Provincia. Si usted, cliente de panadería, lector y seguro que amante del buen pan lo conoce, ha leído algo, o se lo han contado, por favor díganoslo, lo estamos investigando y le pedimos y agradeceremos su colaboración, una referencia histórica, literaria, una receta, cualquier indicio o noticia nos servirá y quizá podamos recuperar, si es que existió, un producto único de Segovia. Al menos se contará en esta revista y en nuestra página www.pansegovia.com para que todos conozcamos un poco mejor nuestras raíces.

Este ha sido un año de elecciones en el mundo del pan, en febrero las tuvimos en Segovia, después se celebraron en la Federación Regional de Panadería, FECALPAN, ambas con continuidad, y ahora en septiembre participaremos en las de CEOPAN, en las que se renovará la Presidencia, que deja un veterano como D. Emilio Madrid, al que deseamos una mejoría en su estado de salud, y para las que se presentan dos candidatos, los presidentes de Toledo y Ávila, siendo nuestro vecino Lorenzo quien parece ser saldrá victorioso; no obstante el equipo de gobierno tendrá continuidad. Deseamos lo mejor para el mundo del pan, desde el pequeño panadero hasta las grandes fábricas nacionales, todos con un único producto, el pan, cada uno con su propio, peculiar e intransferible pan.

Hemos querido sacar esta revista en Septiembre mes en el que empieza casi todo, el colegio de nuestros niños, un nuevo año hasta las vacaciones, como decían nuestros padres ” ya queda menos para la Función” al día siguiente de terminar las fiestas de su pueblo, nuestros pueblos, ya comenzamos a anhelarlas, comienzan las ligas de los deportes de equipo, hasta las temporadas de las cadenas de televisión, y con todo ello siempre estará el pan, como la energía que día a día impulsa a los estudiantes, a los deportistas, a los padres y madres, a todos, de una forma única para todos, pero única a cada uno, EL PAN.