El Románico y el Cordero

pelayosEsta ruta, además de la “Ruta del Románico” podríamos denominarla “Ruta del Cordero”, producto típico de nuestra localidad y por supuesto especialidad culinaria de todos los pueblos por los que esta ruta discurre.

Comenzamos nuestro viaje tomando la carretera de Soria, donde tras unos diez kilómetros llegaremos a Torrecaballeros, donde podremos contemplar su Iglesia, si bien la popularidad de este pueblo se debe más al buen hacer de sus mesoneros que al atractivo de sus monumentos y calles.

Una vez visto esto continuamos por la misma carretera hasta Sotosalbos, donde podremos disfrutar de su espléndida Iglesia románica del Siglo XI. Cerca de este templo podremos visitar las ruinas del antiguo monasterio cisterciense de Santa María de la Sierra, del Siglo XIII.

Proseguimos hacia el Norte para dirigirnos hacia Pelayos del Arroyo, en cuya Iglesia podemos observar pinturas de los Siglos XIII y XV. Pocos kilómetros más tarde, y junto a la carretera, se encuentra la Ermita de Ntra. Sra. de las Vegas, Iglesia románica edificada sobre lo que fueron los restos de una villa romana en la que se han encontrado restos de pinturas.

Y continuando nuestro camino llegamos a la impresionante Pedraza, recordándonos el perfil de una localidad de la Edad Media. Destaca el Castillo, que fue adquirido por el pintor Ignacio Zuloaga y pertenece hoy a sus herederos; las preciosas y bien conservadas casas blasonadas de la villa, el Palacio de la Inquisición o la llamada Puerta de la Cárcel, son muestra de la grandeza de la que Pedraza disfrutó hasta bien entrado el Siglo XVII. Este es un buen momento para acercarnos a La Tahona de Pedraza, (C/ Calzada,4.40172 Pedraza. Telf. 921509907. www.latahona.net) para reponer fuerzas y de paso comprar alguno de sus Hojaldres Narcisos, magdalenas, mantecados, torta de chicharrones, rosquillas de castilla, soplillos, bollería variada, ponche segoviano o probar alguno de sus panes artesanos, de naranja o especiales.

Seguimos nuestra ruta hacia Orejana, para admirar los capiteles del pórtico de su Iglesia.

En nuestra siguiente parada, Sepúlveda, cuna del Románico en la provincia, y una de las más bellas localidades de Segovia, podremos partir de la parte superior del pueblo, en la que se encuentra la Plaza Mayor soportalada y disfrutar de una impresionante vista: el Puerto de Somosierra, el puente romano que da acceso al pueblo… Su Ayuntamiento, también en la Plaza, se encuentra construido sobre las ruinas del antiguo castillo, que fue en su origen una fortaleza romana, más tarde una alcazaba árabe y, finalmente, un palacio cristiano.

Sepúlveda fue fundamental durante la Edad Media, y fue cabecera de la Comunidad de Villa y Tierra. La herencia de la antigua judería puede percibirse aún al pasear por sus calles. En este paseo nos encontraremos con La Panadería de Sepúlveda (C/ Bajada de San Esteban, 2. 40.300. Sepúlveda. Telf. 921540103).

Continuamos el viaje hasta Maderuelo, donde encontramos varias muestras más del románico segoviano: las Iglesias de San Miguel y Santa María, y la Ermita de la Vera Cruz.

De camino a Sacramenia aprovecharemos para visitar la Ermita del Casuar, situada en un maravilloso entorno junto a la localidad de Montejo de la Vega. Ya en Sacramenia podremos concluir nuestra jornada con la visita de los restos del Monasterio Cisterciense de San Bernardo y de la Ermita de San Miguel, cuya conservación, pese a la riqueza de la obra, no es todo lo buena que debiera ser. En la parte superior de la localidad encontraremos los restos de la Iglesia de San Martín, cuyo ábside fue trasladado a Estados Unidos. Aquí podemos aprovechar para visitar también la panadería de Fco. Javier González Sanz (40.237 Sacramenia. Telf. 921527041)

Si aún no nos hemos quedado satisfechos de obras románicas podemos visitar y admirar construcciones e Iglesias de interés en localidades como: Tejares, La Cuesta, Guijar de Valdevacas, Turégano… y, por supuesto, en la capital, Segovia.