El verdadero pan integral

Cuando queramos comprar pan integral, hemos de fijarnos en ciertas características de este tipo de pan para no confundirnos con el pan de salvado o pseudointegral.

pan integral-duotonoEn el pan de salvado se ha añadido artificialmente la harina, fragmentos de salvado y ha sido elaborado con grano que no contiene germen. Aunque es de mayor calidad que el pan blanco, no supera la calidad del pan integral auténtico.

Para distinguir el pan integral del resto, podemos fijarnos en alguna de sus características como son por ejemplo: su olor fuerte y un poco ácido, aunque agradable; su corteza gruesa y oscura protege a la miga y prolonga su conservación; su miga es de color marrón más o menos oscuro y bastante uniforme; si la masa ha sido fermentada con levadura natural, apenas se distingue el salvado, pues la fermentación lo ablanda.

Aparte de esto, hemos de considerar que en el pan, la riqueza en fibra, vitaminas y sales minerales depende del grado de extracción de la harina y de si se ha enriquecido la masa de pan durante el proceso de elaboración en estas sustancias. El pan integral aporta mayor cantidad de estas sustancias debido a que el grano de cereal conserva la cubierta al no haber sido sometido a un proceso de refinado.

Una vez vistas las características de este tipo de pan, pasemos a sus ventajas que es lo que más importa. Este pan está recomendado para:

- Personas que siguen dietas de adelgazamiento, pues la fibra produce sensación de saciedad, ya que capta agua, se hincha y retrasa el tiempo de vaciado del estómago.

- Personas diabéticas, pues la fibra ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre al hacer más lento y progresivo el paso de la glucosa hacia la sangre.