De Boceguillas a Urueñas

Tomando la carretera de Soria (N-110) y muy cerca de Sepúlveda nos encontramos unos pueblos, que aunque no tienen muchos habitantes nos ofrecen cosas interesantes para visitar y poder disfrutar repasando un poco la historia de nuestra provincia.

rutaporsegoviaLa primera parada que podemos hacer sería en la villa de Boceguillas, que se formó entorno a la Plaza Mayor y a la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario. Este templo se encuentra en el extremo oriental de la plaza, su finalización data de 1797; tiene planta de cruz latina con una sola nave de cabecera recta, flanqueada por dos sacristías de menor altura; en la fachada principal se levanta una espadaña que sirve de campanario.

Como esta zona se encuentra un poco lejos de Segovia, lo mejor es reponer fuerzas en la panadería de Máximo Sanz Esteban, en la C/ Miguel Lladres nº 16 y con teléfono 921543081 donde podremos degustar todos sus productos elaborados artesanalmente, entre los que destaca su tarta de hojaldre con crema o nata y con azúcar tostado por encima; entre los panes, los que más se venden son el pan artesanal, el rústico y el candeal.

Siguiendo la visita por esta villa podemos observar como de las edificaciones que se hicieron para viajeros y comerciantes que transitaban por el Camino Real de Bayona, sólo se conservan restos de los llamados paradores, de los que aún se conservan dos, uno situado en la calle Real y otro, que ha sufrido muchas transformaciones, se encuentra en el tramo norte de la calle Real, esquina a la calle Sevilla.

Nuestra siguiente parada es Barbolla, zona que en el s. XII fue uno de los octavos en que se dividió la comunidad de villa y tierra de Sepúlveda, una de las más fuertes de toda la zona centro. Lo más destacado es su Iglesia parroquial, dedicada a Nuestra Señora de Soña y una ermita a las afueras del pueblo dedicada a María Magdalena, patrona del pueblo. Si en la villa anterior todavía no hemos abierto el apetito podemos pasarnos por la panadería de Jesús García de Frutos, en la C/ Cascajar nº1, con teléfono 921543017 y probar sus típicos hojaldres, las ciegas (pastas elaboradas con yema de huevo y azúcar glaseado por encima) y las tortas de chicharrones.

En Grajera, nuestro siguiente destino, destacamos la torre de la iglesia del s.XIII que en esa época era un recinto penitenciario, y cuya picota o rollo estaba destinado a ajusticiar a aquellas personas que eran condenadas a muerte. Tanto la picota como la torre aún se conservan en un estado excelente. También podemos aprovechar para acercarnos a visitar lo que era el aeropuerto, inaugurado en 1929 y que estuvo funcionando hasta después de la Guerra Civil, alcanzando su máxima importancia durante la guerra. En este pueblo podemos surtirnos de excelentes productos en la panadería de Félix Águeda Antoranz, cuyos teléfonos son 921557778 y 921557854, como

Por último, aunque no menos interesante por eso, visitamos Urueñas, donde destaca su Iglesia parroquial de San Juan Bautista, de estilo románico y una espadaña de cuatro cuerpos que destaca entre todas las de la zona por su belleza. En la ermita del Santo Cristo del Humilladero se celebra una romería. Para que la vuelta a Segovia se haga más amena podemos abastecernos en las panaderías del pueblo, la de Ángel San Ignacio San José, con teléfono 921534027 destacada por su pan bollo, un pan dulce elaborado con aguardiente, anises, azúcar glaseado y dorado al huevo, sus magdalenas y las rosquillas.

O en la de Francisco Javier Hernández Roncal, con teléfono 921534138, destacada, en lo que a bollería se refiere, por sus famosos bizcochos totalmente artesanos y sin aditivos, tipo plum cake, y las magdalenas; y en lo referente al pan podemos encontrar pan candeal, hogazas de 1 ó 2 kg y chapatas. Esta panadería aprovecha los fines de semana para realizar diversos tipos de tortas y otras especialidades.