Intolerancia a los alimentos

carton-lecheCuando una persona consume un determinado alimento al que tiene alergia por primera vez, normalmente el sistema inmunitario reacciona creando anticuerpos. Si se vuelve a tomar este alimento, los anticuerpos reaccionan estimulando la creación de sustancias químicas que son las causantes de los típicos síntomas de la alergia: dolor de estómago, vómitos, eccemas, palpitaciones, dificultades respiratorias, etc.

Sin embargo, no es lo mismo la alergia a un alimento que la intolerancia. En este último caso no se produce una reacción del sistema inmunitario, sino que se debe a alguna alteración del metabolismo. Además, mientras los síntomas de la alergia suelen manifestarse inmediatamente tras ingerir el alimento, la intolerancia puede tardar días o incluso semanas en manifestarse.

Cómo prevenirla

La mejor manera es iniciar la prevención en los primeros meses de vida del bebé. Se recomienda no introducir proteínas parecidas a las humanas, ni frutas como la fresa o el melocotón hasta que el niño haya cumplido un año. También conviene retrasar los alimentos que contienen gluten para reducir el riesgo de sufrir la enfermedad celíaca.

En la edad adulta debemos tener una dieta lo más variada posible que mantenga equilibrado el sistema inmunitario y que pueda reaccionar ante el consumo de determinados alimentos. Es fundamental mantener los intestinos y el hígado en buen estado para evitar la absorción de ciertas moléculas. Es importante limitar los alimentos muy grasos y separar las comidas suficientemente para que el hígado pueda realizar correctamente su función depuradora.

Alimentos de riesgo

Todos los alimentos pueden causar alergia o intolerancia, algunos de los más comunes son:

  • - Cacahuetes, nueces, avellanas o anacardos: las personas con alergia a estos productos deben leer con atención los ingredientes de todo lo que consumen, ya que su uso es muy común en repostería.
  • - Leche de vaca: puede suceder que alguien no tolere la leche de vaca pero sí los productos derivados de ella. El mercado ofrece cada vez más bebidas de origen vegetal como la leche de almendra, de avena o de soja, aunque en estos casos habría que compensar la falta de determinados nutrientes con otros alimentos.
  • - Derivados del trigo: Su consumo dificulta la digestión a muchas personas. Esta intolerancia o alergia no tiene nada que ver con la enfermedad celíaca.
  • - Mariscos.
  • - Huevos, especialmente la clara.
  • - Frutas tropicales (papaya, kiwi, plátano).
  • - Ciertos colorantes, conservantes y potenciadores del sabor.