Las ventajas de la leche materna en el desarrollo mental del niño

lechematernaTras largos años de investigación las recientes conclusiones de un estudio referente a la leche materna ponen de manifiesto las ventajas del consumo de ésta en niños de 18 meses. El citado estudio demuestra que los pequeños que han recibido leche materna son más inteligentes, al tiempo que su desarrollo psicomotor no varía respecto a los bebés alimentados con leche artificial. El hecho de que se desconozca la composición exacta de la leche materna hace que la industria farmacéutica pueda imitar, que no igualar las propiedades naturales de este producto.

Los niños que recibieron leche de su madre presentaron entre nueve y diez puntos más de inteligencia (según la escala Bayley, que valora el desarrollo mental y psicomotor) de ahí la conveniencia de dar el pecho a los bebés, ya que esta leche contiene algunos lípidos, como el ácido araquidónico y decosahexaenoico, que no están presentes en compuestos no naturales y que actúan sobre el desarrollo neuronal. En el estudio, que se ha prolongado durante cuatro años, han participado 249 niños de ámbitos rurales y urbanos, a quienes se les ha seguido su evolución desde su nacimiento hasta los 18 meses de edad. En esta muestra infantil se valoró la inteligencia de los progenitores (medida a través del test de Lattell), la escala social de procedencia (según la escala de Graffar), la edad de la madre y el tipo de alimentación (natural o artificial).

Los profesionales recomiendan amamantar a los bebés hasta los cuatro o seis primeros meses de vida, además de completar la dieta con otros compuestos cuando el niño no queda saciado y añadir alimentación complementaria a partir de este periodo.

Del mismo modo, los pediatras aconsejan evitar este tipo de alimentación natural en algunos casos concretos, como madres con determinadas infecciones, tales como VIH, pecho plano o invertido y en recién nacidos de bajo peso o con malformaciones en la boca. Dar el pecho al niño no sólo es beneficioso para éste, sino también para la madre, quien en su estrecha relación con el lactante recibirá una potenciación de sus efectos maternos.