Los resultados de la Encuesta

encuesta01Como se informaba en el último número de la revista, el pasado año se llevó a cabo la campaña “Conteste y Gane”, un concurso consistente en rellenar un formulario que previamente se había distribuido entre los clientes de los establecimientos pertenecientes a la Agrupación. Una vez contestadas las preguntas de la encuesta, los boletos se introducían en las urnas de los establecimientos de los asociados repartidos por la ciudad y provincia. El 15 de octubre de 2007 se procedió al sorteo de premios y como se prometió en ese número en el de este año vamos a analizar los resultados obtenidos con dichos formularios.

La encuesta tuvo muy buena aceptación entre los consumidores, lo que hizo que el índice de participación fuera muy elevado. La Asociación de Panaderos de Segovia vuelve de nuevo a manifestar su agradecimiento a todas aquellas personas que han colaborado con dicha iniciativa.

El cuestionario que se facilitó a los consumidores constaba de 10 preguntas cuyo objetivo era dar a conocer los hábitos de los segovianos en cuanto a consumo de pan para poder ofrecerles un mejor servicio más adaptado si es posible a sus necesidades.

Así de los datos obtenidos se desprende que la mayoría de encuestados compra pan para cuatro personas, con un porcentaje de 31,33 por ciento, seguido de cerca por quienes compran pan para tres y dos personas, quedando el resto de respuestas con unos porcentajes muy bajos y quedando en última posición la respuesta correspondiente a comprar pan para siete personas con un 0,66 por ciento.

De estos consumidores, es significativo que el 92 por ciento compre pan todos los días y que el 78 por ciento compre 1 ó 2 piezas habitualmente; un 9,66% compran 3 piezas; dos respuestas coinciden en porcentaje (4%) los que compran 4 piezas y los que compran 6 ó más.

Otro dato interesante que se desprende de la encuesta es que a la pregunta de dónde compra el pan, el mayor porcentaje de respuestas, casi un 58 por ciento corresponde a panaderías de la provincia y un 38 por ciento lo hace en las panaderías de la capital; mientras que un porcentaje muy pequeño lo hace en supermercados y gasolineras.

La mayoría de personas encuestadas, un 69,47 por ciento, elige la barra como tipo de pan que suele comprar y aproximadamente el 10% consume otros tipos de pan que no sean candeal (6,42%), chapata (7,52%), rústico (6,42%) o la barra ya mencionada. Además el 92,33 por ciento está satisfecho con la variedad de panes que ofrece su establecimiento habitual; mientras que un 4 por ciento no está satisfecho y el restante porcentaje no responde a la pregunta.

A la hora de comprar el pan la característica que más influye a los consumidores es la calidad, con un 33,74 por ciento, seguido de confianza con un 30,24%, proximidad con un 20,62 por ciento y variedad con un 8,74 %; el último lugar corresponde al precio con el porcentaje más bajo, un 6,11 por ciento.

La mayoría de personas que respondieron a este cuestionario considera que conocen todas las propiedades que aporta el pan a la dieta, elevando el porcentaje de esta respuesta hasta el 73,66 por ciento, mientras que un 19,23% creen que no las conocen y el resto no contesta a la pregunta.

Por último, entre las cuestiones que hacen referencia al conocimiento de nuestra Asociación, la mayoría de consumidores, el 87,33 por ciento no conoce nuestra página web y el 76,33% no conoce la revista de la Asociación, aunque de entre el porcentaje de personas que conocen ambas cosas es ligeramente superior el que conoce la revista al que conoce la web.

 

Conclusiones

Una vez conocidos todos los datos de los que disponemos, algunos de los cuales resultan significativos por el alto porcentaje que han obtenido, podemos realizar las siguientes conclusiones. En Segovia y provincia la mayoría de personas que compra pan, lo hace para cuatro personas, principalmente, o para menos. De estos consumidores, su mayoría lo compra todos los días de la semana; esto nos da una muestra de que en los hogares segovianos se come pan, aunque no en la cantidad que se debiera, ya que la cifra debería situarse según la OMS en unos 250 gramos por persona y día. Estos datos, pues están en consonancia con la problemática que afecta a este sector desde hace ya unos años, sobre el descenso que se ha producido en el consumo de pan y que desde hace tiempo también se está intentando combatir desde la Asociación de Panaderos a través de distintas campañas y proyectos.

Otro dato interesante que se desprende de la encuesta es que la mayoría de consumidores que compra pan lo hace en panaderías de la provincia y en menor cantidad en las panaderías de la capital. Un porcentaje muy pequeño lo hace en supermercados y gasolineras, lo que nos indica que los segovianos confían en la panadería y en los establecimientos tradicionales antes que en otras superficies para adquirir este alimento tan importante en nuestra dieta. Dato este que nos ayuda a seguir trabajando para mejorar nuestro servicio a esta gran cantidad de personas que depositan su confianza en nuestro trabajo; cuestión también abalada por el hecho de que casi la totalidad de los encuestados estén satisfechos con la variedad de panes que ofrecen los establecimientos habituales donde adquieren este alimento y sea la confianza, por detrás de la calidad las características que más influyen a la hora de comprarlo.

La mayoría de los encuestados dice conocer todas las propiedades que aporta el pan en la dieta, aunque no ocurre lo mismo con la página web y la revista de la Asociación muy poco conocidas por los usuarios a pesar de las diferentes actividades promovidas desde ella. Como ya se ha puesto de manifiesto en líneas anteriores el número de personas que conocen la revista es ligeramente superior a los que conocen la web dato relevante teniendo en cuenta que nos encontramos en una sociedad cada vez más tecnológica, aunque no tan sorprendente si tenemos en cuenta que la mayoría de pan se vende en la provincia.