Pan Esenio o pan germinado

germinadoEl pan Esenio es totalmente diferente al resto de panes ya que utiliza el grano germinado y no necesita levadura. Tiene un característico sabor dulzón gracias a la germinación del cereal. Hoy en día empieza a encontrarse, cada vez más fácilmente, en herbolarios y comercios de alimentos naturales. Aunque tradicionalmente se ha hecho a base de trigo germinado también se puede realizar con espelta o centeno germinado.

Además, optativamente, también podemos añadir a la masa: semillas (girasol, sésamo, etc.), frutos secos (almendras, avellanas, pasas, etc.), sal marina o alguna especia (hinojo, ajo, anís verde, etc.), que aportarán más nutrientes.

Tradicionalmente este pan no se cocía sino que se amasaba y se dejaba secar al sol, lo que era de gran utilidad para los pueblos nómadas. Hoy en día, a fin de que sea un pan más parecido a lo que estamos acostumbrados, si se hornea. Este horneado se realiza a una temperatura que debe ser inferior a los 70º para evitar perder los nutrientes de la germinación y evitar que quede un pan seco y duro por fuera pero crudo y demasiado húmedo por dentro. El tiempo de cocción depende del grosor del pan y de la humedad de la masa pero en general lo ideal sería que fueran varias horas.

Esta clase de pan ofrece múltiples ventajas entre las que hay que destacar que al germinar el cereal utilizado (trigo, centeno o espelta) conseguimos un gran aumento de su contenido en nutrientes (sobre todo de las vitaminas B y E y de proteínas) gracias a los procesos enzimáticos que se producen durante la germinación. Además, hay una especie de predigestión y eliminación de lectinas que son las que ocasionan ciertos tipos de alergias o subalergia al trigo, especialmente en las personas del grupo sanguíneo O y A.

Este pan es muy recomendable para aquellas personas que no pueden tomar ningún tipo de levadura y para personas con diabetes o problemas de azúcar ya que con la germinación desaparece la mayoría del almidón del trigo; en general es muy conveniente para personas convalecientes, con tendencias alérgicas, digestiones pesadas o simplemente que buscan un pan con muchos nutrientes. No obstante conviene recordar que aunque sea un pan germinado, al utilizar trigo, centeno o espelta, continúa conteniendo gluten, por lo que las personas celíacas no deben tomarlo.