Ruta de los Castillos

tureganoEn esta ocasión vamos a recorrer los distintos pueblos de la provincia famosos por sus castillos, algunos mejor conservados que otros. Para ello partimos como siempre de Segovia y nos dirigimos por la N-601 hacia Carbonero El Mayor, situado a 26 kilómetros de la capital, donde podemos detenernos a visitar la Iglesia de San Juan, en cuyo interior se encuentra un retablo flamenco-renacentista del siglo XVI.

Si hemos madrugado y se nos ha abierto el apetito podemos detenernos también en cualquiera de las siguientes panaderías donde podremos degustar sus especialidades para comenzar bien el día, a la vez que damos una vuelta por el pueblo para ver la Plaza Mayor y el Palacio del Sello. Si decidimos entrar en la panadería de Ángel Torrego Tejedor, en la C/ Amargura, 36 y con teléfono 921560213 recomendamos las rosquillas fritas, los americanos o las ciegas.

Si optamos por C.B. Rubio Gómez en la C/ Postigo Real, 14, con teléfono 921560071 encontraremos panes candeales y de flama tan característicos de esta zona. Si por el contrario entramos en la panadería de Vidal Palacios Muñoz en la C/ Espejo, 17, cuyo teléfono es 921560707 no podremos resistirnos al gran surtido de pastas, bollos (americanos y los típicos de manteca), y galletas rizadas.

Continuando por la misma carretera, llegamos a Navalmanzano, donde si giramos a la derecha llegamos hasta nuestra segunda parada, Fuentepelayo donde no debemos dejar de visitar la Iglesia de Santa María la Mayor cuyo interior es gótico y el ábside y la torre románicos, además tiene por fachada una que anteriormente pertenecía a la Catedral de Segovia. Si no hemos entrado en ninguna de las panaderías anteriores podemos detenernos aquí en Florencio Cuéllar González, en la C/ Cervantes, 2 cuyo teléfono es 921574080, donde nos ofrecen una amplia gama de bollería casera o en Ciriaco Vaca Maroto en la C/ Norte, 22 con teléfono 921574117 que nos ofrece los típicos panes de la zona, el candeal y el de flama.

Unos kilómetros después llegamos a la Plaza Mayor de Turégano. En esta localidad visitaremos su castillo, construido en torno a una iglesia del S.XII, reformando estructuras romanas y árabes preexistentes. Alrededor se sitúa el antiguo castro, que aún conserva interesantes restos. Si necesitamos algún recuerdo podemos acudir a las dos panaderías del lugar, la de Julio Jiménez Bermejo, en la que encontramos como productos característicos: mantecados, soplillos, periquillos, cocos y el turrón, tan típico de estas fechas en las que nos encontramos; y la de Emilio García Moral cuyas especialidades son el pan casero, destacando la hogaza y el panete; en lo referente a bollería debemos probar los mantecados, las rosquillas y los periquillos.

Saliendo del pueblo siguiendo dirección Veganzones o Sepúlveda, antes de llegar a ésa última llegamos a nuestra última parada, el condado de Castil-novo donde está su castillo de estilo mudéjar, construido en el S. XIV. Para poder disfrutar de más paisaje castellano, la vuelta a Segovia la podemos realizar por la C-112 hasta Cerezo de Abajo y desde ahí por la N-110 hasta Segovia. Para una vuelta más amena, no podemos habernos olvidado de recorrer las panaderías aconsejadas.