Ventajas de las fibras dietéticas

fibras-alimentariasLa fibra el un hidrato de carbono que nuestro organismo no es capaz de digerir ni absorber. La fibra dietética está presente de modo natural en legumbres, verduras y hortalizas, frutas frescas y desecadas, frutos secos, cereales de grano entero y productos elaborados con dichos alimentos. En ocasiones se añade de modo artificial dando lugar a alimentos enriquecidos en fibra tales como galletas, pan y otros cereales, determinados lácteos, etc.

Entre sus propiedades, además de favorecer el tránsito intestinal, contribuye a prevenir alteraciones y enfermedades. Así, por su capacidad de aumentar el volumen de las heces, favorece el tránsito intestinal y previene o mejora el estreñimiento, las hemorroides y otras afecciones intestinales.

Además, la fibra, aporta sensación de saciedad al retrasar la velocidad de vaciado del estómago, lo que resulta beneficioso en dietas hipocalóricas indicadas en caso de obesidad; capta sustancias en el intestino e impide con ello su absorción, una de ellas es el colesterol, con lo que contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre y por tanto el riesgo cardiovascular asociado a niveles altos de colesterol o hipercolesterolemia; mejora el control de la glucemia (nivel de azúcar en sangre), por lo que es muy adecuada en caso de diabetes; y diluye agentes potenciales nocivos, entre ellos sustancias carcinógenas (capaces de provocar cáncer), por lo previene o reduce el riesgo de cáncer de colon y recto.